Hemodiálisis: uno de los tratamientos más necesarios y caros en el país.

0
285
Hemodiálisis: uno de los tratamientos más necesarios y caros en el país.

La insuficiencia renal terminal es un problema cada vez más grave en México, tanto por la prevalencia cada vez mayor de diabetes e hipertensión, como por los problemas del manejo adecuado de estas enfermedades en los servicios de salud.  Se estima que hay alrededor de 250 mil personas que viven con insuficiencia renal crónica, de las cuales solo 100 mil tienen acceso a tratamiento de hemodiálisis o diálisis peritoneal en instituciones públicas de salud.

El tratamiento más común para esta enfermedad es la hemodiálisis, una máquina que filtra la sangre de los pacientes a través de una membrana semipermeable, que funciona por diferencia de concentración y presión. Esta técnica filtra la sangre y remueve sustancias como la creatinina, ácido úrico y toxinas. Sustituyendo las funciones del riñón.

Aunque es un tratamiento muy común con lleva varios efectos secundarios, físicamente, psicológicamente y sobre todo económicamente.

De los 150 mil enfermos sin seguro, llegan a gastar entre 20 mil o 35 mil pesos al mes entre medicamentos y tratamientos. Mientras siguen en espera de un trasplante de riñón que muchas veces no llega a tiempo o es rechazado por el cuerpo de los pacientes.

Políticas públicas.

El ISSSTE ha buscado generar consciencia en la sociedad para prevenir la enfermedad renal y su principal causa: la diabetes mellitus, que ocasiona cerca del 50 por ciento de los casos de este padecimiento, junto con la hipertensión arterial y la obesidad, el gran factor de riesgo para las enfermedades crónicas no transmisibles.

A pesar de los intentos de políticas que se han intentado concretar. El gobierno aún no logra erradicar ni disminuir enfermedades como la diabetes y obesidad. La nueva etiquetación en productos altos en azúcar es poco entendible. Y aunque se han puesto aparatos de ejercicio cerca de los hogares rápidamente terminan vandalizados. Esto con los casos de falta de medicinas en tratamientos de cáncer se suman a la deficiencia del sistema de salud en México.

El sistema de salud actual en México nos posiciona como el segundo país de la OCDE con el mayor porcentaje de gasto de bolsillo en salud. El gasto de bolsillo en enfermedades crónicas puede condicionar a una familia a caer en pobreza.

Mientras que el gasto de bolsillo de los mexicanos es uno de los más altos en el mundo, el presupuesto de la Secretaría de Salud ha decrecido más del 20% en términos reales.

Las mayores deficiencias son:

  • Cobertura insuficiente. Más de 16 millones de mexicanos carecen de algún tipo de protección financiera en salud.
  • Desabasto de medicamentos. Solo el 61% de las personas con diabetes, hipertensión y dislipidemia que acudieron a los servicios estatales de salud (Sesa) salieron con todos los medicamentos.
  • Largos tiempos de espera. En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los tiempos de espera son 2.3 mayores que en el sector privado.

Aunque los gastos del seguro popular eran amplios, para muchas familias fue una solución a todas estas deficiencias. Tener un parto seguro, tratamientos como hemodiálisis y medicinas tan simples para la gripe.  De acuerdo con las opiniones de expertos, funcionarios, ex funcionarios y legisladores, ni el modelo surgido en el sexenio del presidente Vicente Fox era tan eficiente como algunos señalan, ni el nuevo programa impulsado por el gobierno actual podrá cumplir completamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here