El MacBook se queda sin rumbo

0
18

 

Cuando Apple presentó el primer MacBook de doce pulgadas (2015), todo parecía indicar que el afamado MacBook Air, al menos públicamente, estaba sellando su carta de jubilación.

El nuevo equipo era notablemente más delgado y ligero, introducía un nuevo lenguaje de diseño, prescindía de casi todos los puertos e incorporaba elementos diferenciales como el trackpad con tecnología Force Touch, el teclado con mecanismo de mariposa o la asombrosa pantalla Retina. Prácticamente todo lo que podía esperarse de un sucesor del MacBook Air estaba ahí.

Sin embargo, tres años más tarde, Apple ha decidido dar una segunda juventud al MacBook Air, que ahora hereda muchos de los elementos característicos del resto de modelos y, al menos sobre el papel, solapa casi por completo al que parecía su reemplazo: el MacBook de 12 pulgadas.

Mejor en casi todo

El nuevo MacBook Air, con una configuración relativamente equivalente, se puede adquirir por una suma de dinero similar al MacBook de 12 pulgadas.

  • MacBook (configurado con 256 GB de almacenamiento, 8 GB de memoria RAM y un procesador Core i5 de séptima generación): 1.625 euros / 1.399 dólares.
  • MacBook Air (configurado con 256 GB de almacenamiento, 8 GB de memoria RAM y un procesador Core i5 de octava generación): 1.599 euros / 1.399 dólares.

Sin embargo, la horquilla de precios fijada por Apple juega muy a favor del nuevo equipo, devolviendo parte de ese atractivo que el MacBook de doce pulgadas nunca supo lograr.

  • Ahora, los clientes pueden hacerse con un portátil de Apple por 1.349 euros / 1.199 dólares, convirtiéndose en el modelo más económico y asequible del fabricante -si obviamos el viejo Air de 2015-. La cifra contrasta con los 1.505 euros / 1.299 dólares que Apple reclama por el MacBook de doce pulgadas más económico.
  • El MacBook Air de entrada cuenta con un procesador Core i5 (serie Y) de octava generación. El MacBook de entrada, mientras tanto, cuenta con un procesador Core m3 de séptima generación, cuyo rendimiento es inferior en todos los sentidos. Dicho de otra forma: los 1.349 euros / 1.199 dólares del MacBook Air se traducen en un mejor desempeño que los 1.505 / 1.299 dólares del MacBook de doce pulgadas.

A todo eso, además, hay que sumar un amplio set de “extras” que sí ofrece el MacBook Air -pero no el MacBook de doce pulgadas-.

  • Según las cifras oficiales, el MacBook Air ofrece una autonomía ligeramente superior al MacBook de doce pulgadas. La diferencia es mínima, eso sí.
  • La memoria RAM del MacBook Air es más veloz que la del MacBook, algo que influye directamente en el rendimiento de la máquina.
  • El MacBook Air tiene Touch ID, un lector de huellas que incrementa la seguridad del equipo en un amplio abanico de procesos (iniciar sesión, realizar pagos online, etc.). También cuenta con el chip T2, que preserva la privacidad del usuario mediante el aislamiento de elementos sensibles como la cámara frontal o la huella dactilar. El MacBook de doce pulgadas no presenta ninguno de esos elementos.
  • La cámara frontal del MacBook Air alcanza una resolución 720p, mientras que el MacBook de doce pulgadas permanece en 480p.
  • El MacBook Air prescinde de todos los puertos antiguos y los reemplaza por dos USB-C de alta velocidad y un conector de auriculares de 3,5 milímetros. Esta disposición ofrece una mayor versatilidad (puedes recargar la batería y conectar un accesorio sin necesidad de recurrir a un dongle o hub) que el único puerto USB-C del MacBook de doce pulgadas. Además, los puertos USB-C del Air son capaces de transmitir datos al doble de velocidad (5 Gbps vs. 10 Gbps) mediante USB 3.1.

Dos gamas que convergen hacia un mismo punto

El nuevo MacBook Air toma la identidad del MacBook de doce pulgadas -equipo ultradelgado- y la mejora tanto en el plano funcional -con mejores componentes- como en el monetario -con un precio más ajustado-. Es como si todo lo bueno del MacBook de doce pulgadas se hubiese perfeccionado, “economizado” y empaquetado de nuevo.

Sin embargo, ese movimiento deja una importante pregunta en el aire: ¿qué ocurrirá a partir de ahora con el MacBook de doce pulgadas? ¿Fallecerá? ¿Mutará para cubrir un nuevo segmento del mercado? ¿Se abaratarán los costes para posicionarlo como “alternativa económica”? ¿Se convertirá en el primer equipo con procesadores ARM del fabricante?

Honestamente, solo Apple conoce las respuestas a todas esas preguntas. Lo único que sí podemos llegar a afirmar es que el MacBook, a día de hoy, se ha quedado sin rumbo. Y la “culpa” es del nuevo MacBook Air.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here