Mexicana presenta exposición de arte y libro sobre víctimas de violación

0
93

Londres.- La artista mexicana Elisa L. Iannacone presentó una exposición con fotografías de 25 víctimas de violación de diversas partes del mundo, la cual está acompañada del libro “La espiral de contención: las secuelas de la violación”.

La fotógrafa y cineasta, quien a su vez fue víctima de violación en 2011, ha dedicado los últimos años de su vida a este proyecto que incluye hombres y mujeres que fueron violados por desconocidos, parientes o amigos.

Durante la apertura de la exposición de arte que busca crear conciencia sobre este grave problema y el estigma que acompaña a los sobrevivientes, Iannacone aseguró que cada víctima tiene su propio proceso de curación.

En entrevista con Notimex, la cineasta compartió su traumática experiencia que ha logrado superar a través del arte.

“Todo comenzó porque a mi me violaron en México. Me violó un primo. Me fui a Canadá e hice distintos tipos de terapia y la que más me sirvió fue terapia de arte que yo ni siquiera sabía que existía y básicamente era expresar el trauma a través del arte”, señaló.

Las fotografías perfectamente coreografiadas presentan a 23 mujeres y dos hombres retratados en una paleta de colores que abarca desde el rojo carmesí hasta el blanco y negro.

Por ejemplo, una de las víctimas eligió el color rojo para describir su experiencia. La mujer aparece subiendo una escalera roja con un largo vestido rojo en una playa desolada.

En su entorno varias escaleras representan a otras víctimas de violación que sufrieron a manos del mismo criminal -la más joven de ellas de apenas doce años de edad.

Iannacone, quien tras su doloroso episodio volvió a Canadá, contactó a las víctimas a través de organizaciones de ayuda y amigos que decidieron hablar de su propia experiencia.

“Este libro es cerrar la página y decir: esto pasó y lo usé de una forma creativa y positiva para distintas personas y ya es hora de soltarlo. Creo que el tema me acompañará siempre de una forma u otra, pero fue una forma de expresar el trauma a través del arte”, dijo Iannacone.

Todas las víctimas -sin importar la nacionalidad o circunstancia de la violación- expresaron los mismos sentimientos de suciedad, miedo, vergüenza y miedo a que te juzgue la sociedad.

Una de las personas que participó en el proyecto, Vani Monjaraz, señaló a Notimex que con esto busca cerrar este capítulo de su vida.

“Es un proceso. No es tan fácil gritarlo al mundo, pero prefiero que la gente lo sepa porque ya no es como un tabú sino algo que pasó hace muchos años”.

La exposición de fotografías, como la de Monjaraz quien aparece en una fiesta familiar a punto de detonar una caja con dinamita, está ambientada con las voces de las víctimas que comparten su caso.

Monjaraz comentó que al haber otras víctimas en la exposición “es reconfortante saber que no estás solo, pero a la vez es indignante que pase tanto. Algo tiene que cambiar”.

Los cuatro pisos del edificio Bargehouse, que se ubica en el sur del Río Támesis, albergan la instalación multimedia que explora el impacto psicológico de la violación de manera visual.

En una sala aparece un holograma de Iannacone en blanco y negro, completamente sola, desnuda y con unos cuernos de alce que emanan de su columna vertebral.

Durante cuatro días se realizan paneles de discusión donde los sobrevivientes comparten sus experiencias, así como seminarios y talleres sobre el arte como terapia de sanación.

La instalación artística está acompañada de un libro en inglés editado por PWM (Pen Works Media).

Ntx

Vía El Arsenal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here