Científicos encuentran primera evidencia de intercambio de perros vivos para ceremonias mayas

 

Los resultados de un reciente estudio científico concluyó que la civilización maya intercambiaba perros vivos para utilizarlos en ceremonias.  

Los investigadores encontraron la primera evidencia de este tipo de comercio en las Américas, desarrollada en Ceibal en Guatemala, un sitio maya con una de las historias más largas de ocupación continua, y uno de los primeros sitios ceremoniales.

Los huesos de perro se encontraron en gran parte en un centro ceremonial, publicó  este martes el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), lo que significa que los animales probablemente pertenecían a alguien importante o que incluso podrían haber sido un regalo de prestigio.

Estos perros comercializados, que probablemente eran un poco más grandes que los chihuahuas, eran más viejos que los perros para comer y se pensó que también serían tratados mejor.

Las élites las habrían usado para ‘exhibirse’ como algo exótico y se habrían utilizado en sacrificios de animales y humanos, dicen los científicos.

Foto vía Smithsonian Tropical Research Institute / Ilustración

De acuerdo con las investigaciones, lideradas por la arqueóloga Ashley Sharpe, los mayas, que habitaron parte de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, criaron, vendieron y movilizaron perros para uso ceremonial.   

A través de análisis de isótopos de carbono, nitrógeno, oxígeno y estroncio, los científicos descubrieron que la civilización maya siguió un camino diferente al de África, Asia y Europa, cuya gestión de animales se dio con el desarrollo de las ciudades.

“En las Américas la gente pudo haber criado animales para propósitos ceremoniales. El crecimiento de las ciudades no parece estar directamente relacionado con la crianza de animales”, afirmó Sharpe en un comunicado.

El equipo de Sharpe llegó a estas conclusiones tras analizar restos de animales durante las excavaciones donde se hallaron restos de perros que no corresponderían a su hábitat natural, por lo que se sospecha que fueron trasladados por los humanos para formar parte de los festejos.

Según la investigación, el comercio y manejo de animales comenzó en el Período Preclásico, hace unos 2,500 años, y se intensificó durante el Período Clásico.

Para los mayas, los rituales que incluían sacrificios de animales y humanos desempeñaban un papel muy importante.

“Esta es la primera evidencia de las Américas de perros moviéndose por la región. Estudios como éste están empezando a mostrar que los animales desempeñaron un papel clave en ceremonias y demostraciones de poder, que tal vez impulsaron la cría de animales y el comercio”, comentó Sharpe.

 

Vía Newsweek

Share this post

No comments

Add yours