“Se ha inhabilitado tu cuenta por infringir nuestras condiciones”. Este mensaje tan desafortunado se muestra cuando intentas iniciar sesión en tu cuenta de Instagram y ésta ha sido bloqueada.

Lo mismo puede ocurrirte en YouTube, Facebook o Twitter, por citar las redes sociales más populares y qué más usuarios ha bloqueado en los últimos años.

Y lo que para un usuario particular puede ser un problema porque perdemos el contacto con nuestros amigos y seguidores, para quien emplea su cuenta profesionalmente o para una empresa deriva en perder dinero y en que su imagen se vea dañada.

Motivos para cerrar una cuenta

Hay muchas razones para que una red social bloquee o cancele tu cuenta de usuario. Todas ellas están visibles en sus condiciones de uso, ese documento tan extenso y que aceptamos sin leerlo, por un lado porque no nos queda otra que aceptarlo para usar sus servicios y, por otro, porque nuestra intención es no hacer nada malo.

Normalmente, una cuenta cancelada lo es porque hemos publicado contenido inadecuado reiteradamente (de tipo sexual, violento, xenófobo o que atente contra las leyes) o nos hemos comportado de manera inapropiada molestando a otros usuarios, bien insultando, acosando o boicoteando sus actividades.

Fuente: Easyoffer

La cancelación o bloqueo de cuentas depende de un grupo de moderadores, que pueden actuar por cuenta propia o en consecuencia de las denuncias de otros usuarios de Facebook, Instagram u otra red social.

En ambos casos puede darse una confusión, por nuestra parte o por la de los moderadores, y aunque “recuperar tu cuenta es una tarea complicada y para la que se requiere armarse de gran paciencia, (…) no hay que resignarse, siempre se puede hacer algo”, en palabras de Easyoffer, una plataforma online de abogados.

Contactar con la red social

Tal y como vimos en un artículo anterior sobre contraseñas de usuario olvidadas o robadas, las redes sociales como Instagram, Facebook o Twitter ofrecen formularios y direcciones de contacto en caso de pérdida, sustracción o cancelación de nuestra cuenta de usuario.

Desde Easyoffer apuntan que una cuenta de usuario “no suelen cerrarla desde el primer momento, sino que se reservan para cuando el usuario es reincidente. Normalmente explican el error cometido y te avisan para que no vuelva a ocurrir”.

En el caso de Instagram, por ejemplo, la ayuda oficial indica que si consideramos que nuestra cuenta se ha inhabilitado por error, podemos recurrir la decisión directamente desde la aplicación móvil.

Si nuestra cuenta cancelada es de Facebook, debemos contactar mediante el siguiente formulario aportando nuestra dirección de correo electrónico, nuestro nombre y apellidos, nuestro documento de identidad en formato JPEG y, a ser posible, argumentar nuestros motivos por los que creemos que debemos recuperar la cuenta.

Twitter muestra todas las posibilidades relacionadas con el bloqueo de nuestra cuenta.

Dependiendo del caso, tal vez se solucione aportando nuestro número de teléfono y verificando el código de seguridad recibido.

Si Twitter considera que hemos incumplido sus reglas, al verificar que somos los dueños de la cuenta se nos pedirá que realicemos algunos cambios para que el bloqueo temporal dure menos de lo esperado.

Finalmente, Twitter nos facilita un formulario para apelar la suspensión o el bloqueo de una cuenta. Iniciamos sesión, indicamos el problema y lo explicamos detalladamente y rellenamos el resto de campos con nuestros datos de usuario.

YouTube también tiene un formulario para argumentar que nuestra cuenta ha sido cancelada por accidente y que deberíamos recuperarla.

Es importante recalcar que debemos ser claros y concisos para que quien lea nuestra petición decida desbloquear nuestra cuenta. Tal y como indica Víctor López, abogado y colaborador de Easyoffer, “no existe ningún procedimiento legal que te permita reabrirla”.

“Son libres de cerrarla sin previo aviso y sin razón alguna; en las condiciones legales aceptadas previamente se lee claramente que en cualquier momento pueden cerrar la cuenta si lo estiman oportuno, aunque no suelen hacerlo”.