La octava y última temporada de Juego de Tronos no llegará hasta 2019 aunque el rodaje ya se ha puesto en marcha. Durante la grabación de los nuevos capítulos en Irlanda del Norte, uno de los seguidores de la serie ha tomado unas imágenes que pueden suponer uno de los puntos clave de la última temporada. Repito: ¡alerta de spoilers!

En las fotografías vemos que Invernalia (Winterfell) está ardiendo en llamas y, al parecer, más de 200 extras fueron contratados para una gran escena de batalla. Estas evidencias nos dan pistas sobre una posible caída de Invernalia.

Además de las fotografías, los fans han conseguido grabar la escena en la que Invernalia podría acabar reducida a cenizas.