Director de casting de película “Gloria” pidió a niñas que se desnudaran, se recostaran y abrieran las piernas: Sabina Berman

 

La escritora contó que también fue víctima de acoso por parte del dramaturgo José María Fernández Unsáin y fue testigo del acoso hacia la actriz de teatro, María Moret.

El director del casting de la película Gloria, que retrata la vida de la actriz y cantante Gloria Trevi, pidió a las protagonistas que tenían entre 12 y 14 años que se desnudaran, se recostaran en el piso y abrieran las piernas, reveló esta mañana la escritora Sabina Berman.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, compartió que fue el director de la película, Christian Keller, de origen suizo, quien le alertó que la persona encargada de reclutar a las menores que interpretarían a las víctimas de Sergio Andrade, era quien estaba incurriendo en esas actitudes.

“Me dice que el jefe de casting (de la productora Río Negro) recibe a protagonistas en un salón y les pide que se desnuden, que se acuesten en el piso y abran las piernas… Y me preguntó: ‘¿eso es normal en México?’”.

De acuerdo con Berman, el director de casting les decía: “si quieres el papel, desvístete”, a pesar de que no había escenas de desnudo en la película. “No había ninguna justificación; varias niñas lo hicieron”.

La también periodista confesó que, además, fue testigo del acoso que sufrió la actriz de teatro María Moret, por parte de un tutor del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

“Estábamos en reunión de becarios y una noche, a las dos de la mañana, María Morat llega desesperada y me contó: ‘el tutor me dijo que él me dio la beca y que se la tengo que pagar con sexo’. Lo fui a acusar con la directora del Fonca, María Cristina Cepeda. Las dos hablamos con el tutor y ahí quedó”, narró.

A decir de la dramaturga, el acoso “pasa todo el tiempo”, en todas las artes y se ha normalizado. Incluso confesó que ella fue víctima de abuso sexual, pero nunca lo denunció porque pensó “esto es así”.

“Yo tenía 19 años, acababa de estrenar mi obra de teatro, estaba orgullosa de cobrar mi primer cheque en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Estaba inclinada firmando mis facturas y de repente siento que entra una mano en mi pantalón y me toca mis genitales, era el director de la SOGEM, José María Fernández Unsáin… Se fue normalizando en mí  y pensé ‘así es’, en alguna ocasión, él abrió su pantalón y sacó su miembro”, contó.

Ante esto, Berman consideró que el movimiento global #MeToo (Yo también) es un paso no sólo para dejar que el acoso sea visto como algo normal, sino para revelar el nombre de los culpables y que exista un castigo. 

Es un crimen y existen leyes que lo criminalizan, ahora tenemos que pasar a las consecuencias… Estamos un paso de decir los nombres y que haya culpables concretos. Creo que es importante eso, que saquemos del cuarto oscuro el acoso y lo saquemos a la luz”, agregó.

Aquí puede ver la entrevista completa:

Vía Aristegui Noticias

Share this post

No comments

Add yours