Con la creación de estas cuentas, con las que consiguieron reunir más de 500.000 seguidores, pretendían construir comunidades locales para la publicación de mensajes afines a sus objetivos políticos, informó Bloomberg.

Twitter ha identificado alrededor de 40 cuentas de medios locales falsos y las ha eliminado junto con los otros 2.752 usuarios vinculados al Kremlin.

Las 40 cuentas falsas se han ubicado en estados como Chicago, Los Ángeles, San Francisco, Seattle y Boston, así como en otros estados donde han falsificado la presencia en redes sociales de medios como @TodayMiami y @TodayPittsburgh. Otras cintas falsas eliminadas por Twitter son @MissouriNewsUS, @ChicagoDailyNew y @BlackNewsOutlet.

Twitter destacó que están tomando medidas para poder identificar y eliminar a los actores maliciosos en la plataforma. “Tomamos en serio los informes de que el poder de nuestro servicio fue mal utilizado por un actor extranjero con el propósito de influir en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos y socavar la fe pública en el proceso democrático”, señaló la compañía en un comunicado, en el que añadió:

Twitter cree que cualquier actividad de ese tipo, independientemente de su magnitud, es intolerable, y acordamos que debemos hacerlo mejor para prevenirla.

Una de las usuarias de la red social que siguió una de las cuentas falsas rusas sin saberlo explicó que @TodayNYCity tuiteaba sobre noticias locales de Nueva York, así como deportes, eventos y noticias internacionales. Esta cuenta llegó a tener 60.000 seguidores durante la época de campaña en Estados Unidos.

Por otro lado, más de cien medios de comunicación fueron víctimas de las cuentas creadas por el Kremlin y compartieron noticias de estos diarios falsos. Asimismo, alguna de las publicaciones fue tuiteada por un importante asesor presidencial cuyo nombre no ha sido revelado.

Esta nueva evidencia pone de relieve la amplia actuación de Rusia durante las elecciones presidenciales. Hasta el momento, las investigaciones siguen descubriendo nuevas estrategias por parte del Kremlin para tener presencia en redes sociales e intentar alterar el ambiente antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente. Facebook, Twitter e Instagram están colaborando con el Congreso de Estados Unidos para poder tener más evidencias de cómo la Agencia Rusa de Investigación de Internet pudo adentrarse con tanta facilidad en las redes sociales.