Quemaduras aumentan 30 por ciento en fiestas decembrinas

0
608

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) informó que durante las fechas decembrinas los casos de quemaduras, incrementan más del 30 por ciento por la quema de pirotecnia.

Por lo anterior, la institución recomienda tener mucho cuidado con los menores. “En la mayoría de los casos se pueden prevenir con medidas de precaución muy simples, como el evitar las compras de  cohetes como diversión para los menores”, apuntó. 

De acuerdo con un comunicado, la Sedesa atiende al año 900 mil casos por quemaduras.

La institución cuenta con los hospitales Pediátrico Tacubaya y Materno Infantil Xochimilco, especializados en atención a quemaduras en niños, y estas fechas se reportan con frecuencias los ingresos lesionados por incendiarse las luces, los ratoncitos, cohetes y palomas en la bolsa del pantalón y les explotan. 

 El director del nosocomio, Dr. Carlos Javier Arnáiz Toledo, informó que el Pediátrico Tacubaya atendió en 2016 un total de 77 casos de niños que sufrieron quemaduras a causa de cohetes, 19 en diciembre, y de enero a  la fecha de este año fueron 71, 12 en la primera quincena de diciembre.

 “Por eso es fundamental que los padres  no los expongan al fuego directo  y no quemen explosivos pirotécnicos, ya que el daño que ocasionan las quemaduras puede cambiar su vida para siempre”, expresó. Se prenden fácilmente por las fricciones, el calentamiento con la ropa y la piel y por estar dentro de bolsas de plástico, y ha habido casos, donde pierden los genitales o la necesidad de amputar las piernas, agregó.

 Por su parte, la Dra. Irma Páez Franco, del área de Quemados del Materno Infantil Xochimilco, comentó que de los pacientes que llegan de urgencias por quemaduras, 3 por ciento son por cohetes por estos festejos y también por incidentes que se registran durante las fiestas religiosas de los pueblos y barrios.

 Explicó que no necesariamente las lesiones leves o graves se originan por la detonación de cohetes de fuerte estruendo, también por los pequeños ratoncitos, chispitas y cerillitos, que regularmente los niños los guardan en la bolsa del pantalón, se incendian y llegan a lesionar gran parte de un muslo o pierna del niño.

 La Secretaría de Salud capitalina recomendó no permitir a los menores que se acerquen a la estufa o parrillas cuando se prepara la comida y no se dejen recipientes con agua caliente en la mesa o en el piso, debido que las quemaduras en general, en la mayoría de los casos son por líquidos calientes.

 

Vía Aristegui Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here