Facebook ha tomado nota de la situación de acoso y sexismo en algunas empresas de Silicon Valley y está tomando medidas para evitar este tipo de comportamientos en la compañía. La política interna en torno al acoso sexual ha sido publicada este viernes 8 de diciembre, en la que han afirmado que no tolerarán el acoso o el maltrato a los empleados en el ambiente laboral.

Las conductas sancionadas serán aquellas que creen una atmósfera en la que prive la intimidación, el hostigamiento o la humillación. Si Facebook determina que un empleado ha violado estos términos, tomará medidas “para garantizar que la conducta se aborde de manera efectiva, y cualquier empleado que se descubra que participó en una conducta de hostigamiento puede estar sujeto a medidas disciplinarias, que pueden incluir el despido”, afirmó la compañía en su página.

Asimismo, los esfuerzos de la red social para evitar situaciones indeseadas, irracionales y degradantes se tomarán en cuenta aunque no se cumplan los requisitos de la ley en cuanto a acoso sexual o bullying. Una cláusula creada específicamente para estas nuevas políticas pone de relieve que la persona que denuncie a uno de sus compañeros será protegida mientras se lleva a cabo un proceso de investigación. Si el denunciado tomara represalias contra la persona que le acusó, este podría ser despedido.

Como ejemplos de acoso, Facebook ha señalado que se incluyen chistes, bromas o comentarios despectivos, así como avances sexuales no deseados o el intercambio de imágenes ofensivas. Las excusas como que era una broma o que el comportamiento se llevó a cabo en un estado de ebriedad no serán aceptadas en la política de la compañía.

Estas nuevas medidas se han implementado después de que muchas mujeres valientes “han levantado la mano recientemente para tomar una posición y comenzar el proceso de cambiar la cultura y crear conciencia”, afirmó Lori Goler, vicepresidenta de la gente de la empresa, en TechChrunch.

Este es un momento en el que, juntas, las empresas pueden crear un cambio duradero. Parece un buen momento para fomentar la conversación y asegurarnos de que no tenemos muchos, muchos, muchos años más de mujeres que tienen que levantar la mano.

Recientemente, Uber estuvo en el punto de mira por las situaciones de acoso, denunciados inicialmente por la ingeniera Susan Fowler. Por otro lado, el inversionista Shervin Pishevar fue acusado por varias mujeres de comportamientos sexuales inapropiados. Las compañías de Silicon Valley como 500 Startups, están afrontando varios problemas respecto a la problemática del acoso y sexismo, lo que fue confirmado en un estudio State of Startups.