La agencia espacial norteamericana festeja desde hace semanas el éxito de uno de sus programas más emblemáticos. El pasado 20 de agosto se cumplían cuarenta años del lanzamiento de la sonda Voyager 2 y, justamente hoy se conmemora el aniversario del despegue de la nave homóloga, la Voyager 1. Ambas supusieron un avance científico sin precedentes, al conseguir visitar los cuatro planetas exteriores del sistema solar —Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno— y satélites como Ío, Europa o Titán.

Para celebrar su aniversario, la NASA ha compartido tres pósteres que ilustran el trabajo de las Voyager. Las ilustraciones pueden descargarse de forma gratuita a través de la página web de la agencia espacial norteamericana. Los carteles representan la estructura idéntica de las naves, que cuarenta años después recorren trayectorias diferentes. Una, la Voyager 1, viaja en la actualidad por el espacio interestelar, convirtiéndose en la nave más alejada de la Tierra; la otra, la Voyager 2, todavía no ha abandonado el sistema solar.

voyager
voyager
voyager

Las sondas Voyager también son conocidas por portar un disco de oro, que tomó el testigo de las placas metálicas de las antiguas Pioneer. Esta especie de ‘cápsula del tiempo’ incluye 118 imágenes, 90 minutos de música, saludos en 55 lenguas, sonidos de ballenas o perros ladrando, el estruendoso ruido que produce el cohete Saturno V al despegar, el saludo del por entonces secretario general de las Naciones Unidas y las ondas cerebrales de una joven enamorada.

Los disco de oro a bordo de las naves de la NASA son una carta de presentación por si alguna civilización extraterrestre se topara algún día con las sondas espaciales lanzadas hace cuatro décadas. Los archivos han sido replicados para ser lanzados al mercado terrestre este año en conmemoración de su cuadragésimo aniversario. La misión Voyager sigue viajando por el espacio, con sus dos sondas a millones de kilómetros de la Tierra, y que aún hoy siguen enviando resultados científicos a diario a la NASA.