Muere Helmut Kohl, el padre de la reunificación de Alemania

A los 87 años de edad y en su hogar de la ciudad de Ludwigshafen, el excanciller de Alemania Helmut Kohl murió este viernes 16 de junio.

La noticia, originalmente lanzada por el periódico Bild, fue confirmada a través de la cuenta de Twitter de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), partido al que Helmut Kohl se afilió en 1947, con apenas 17 años, y al que lideró entre 1973 y 1998.

El político es considerado por muchos como una especie de mentor de la actual canciller Angela Merkel, a quien escogió para el Ministerio de la Mujer para el periodo de 1991 a 1994, debido a que reunía dos condiciones que Helmut Kohl buscaba para su nuevo gabinete: era una mujer aplicada y provenía de la República Democrática de Alemania.

A Kohl se le conoce como el “canciller de la reunificación”. La historia reciente de Alemania está fuertemente ligada a su figura, la de un político que guió los destinos del país entre 1982 y 1998, precisamente en uno de los momentos más difíciles que un dirigente podía enfrentar: el declive del bloque soviético, la decadencia del poder en la República Democrática de Alemania y la sensación, más o menos generalizada, de la necesidad de reunificar a un país separado artificialmente.

La salud de Helmut Kohl había empeorado visiblemente en los últimos años, especialmente luego de que en 2008 sufrió una caída que le provocó un trauma encéfalo-craneano, que lo obligó a moverse en silla de ruedas y dificultó enormemente su capacidad de expresarse.

En 2015 su estado de salud empeoró aún más y, tras ser sometido a algunas cirugías, estuvo varios meses hospitalizado. Pero se recuperó, volvió a su casa e incluso en abril de 2016 se reunió con el primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Helmut Kohl: Un gran alemán, un gran europeo

Los caminos de Helmut Kohl y Merkel se cruzaron en ese gabinete a comienzos de los noventa, y siguieron juntos: en 1994 la joven política asumió como ministra de Medio Ambiente, cargo que ostentó hasta 1998. Fue precisamente en esos años en que se distanciaron, y nunca más volvieron a ser tan cercanos como antes.

Kohl estaba implicado en un caso de donaciones irregulares a la CDU y Merkel no vio con buenos ojos lo sucedido.

Recién en 2012 hubo un gesto por parte de la entonces canciller al ya enfermo Kohl, al organizarle un homenaje en el Museo Alemán de Historia de Berlín. “Fue una suerte inestimable que Alemania haya contado con un canciller de fiar cuando se abrió la oportunidad histórica de la reunificación”, dijo entonces Merkel.

A Kohl también se le reconoce su carácter europeísta y su impulso a la unidad dentro del continente, lo que dio más fuerza a la decisión de Merkel de rendirle un tributo justamente en medio de la crisis del euro y del auge del euroescepticismo.

Los expresidentes estadounidense George H. Bush y Bill Clinton han calificado a Kohl como el principal líder europeo de la segunda mitad del siglo XX, y probablemente tengan razón.

Su legado, que ciertamente tiene claroscuros, será -sin embargo- revisado a la luz de sus éxitos. La reunificación alemana es el principal de ellos y así lo reconocen quienes, incluso desde trincheras opuestas, valoran su aporte a la política. “Se ha ido un gran alemán y, sobre todo, un gran europeo”, dijo el ministro de Exteriores germano, Sigmar Gabriel. “Kohl era la esencia de la unidad alemana en una Europa unida”, apuntó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Vía Animal Político

Share this post

No comments

Add yours