¿merece la pena el salto?

0
97

Durante los días en que probamos el BQ Aquaris X expusimos los pros y los contras de su cámara: ofrecía un buen resultado en nitidez al que un rival como el Moto G5 Plus no se acercaba, pero a costa de un enfoque muy errático que impedía realizar buenas fotografías a la primera y a una aplicación que causaba problemas. El asunto se solucionó con una actualización OTA y hemos podido comparar la cámara con la de su hermano mayor, el BQ Aquaris X Pro, cuya gran ventaja, a priori, está en las mejoras fotográficas.

¿Merece la pena optar por el modelo superior pagando 80€ adicionales? Lo veremos en la comparativa, pero es necesario mencionar que esos 80€ no sólo permiten pasar de un cámara de 16 megapíxeles con una apertura f/2.0 y un tamaño del píxel de 1.12µm a otra de 12 megapíxeles con f/1.8 y 1.4µm. El usuario también gana el paso de 3 GB a 4GB de RAM y de 32 GB a 64 GB de almacenamiento interno, además de una parte trasera de cristal que se siente mucho más premium que la de policarbonato del Aquaris X.

Todas las imágenes pueden visualizarse en su resolución original aquí. El orden de la comparativa siempre es BQ Aquaris X en primer lugar y BQ Aquaris X Pro en segundo.

Contraluz acusado

BQ Aquaris X

BQ Aquaris X Pro

En esta primera escena vemos una foto realizada en automático con el modo HDR desactivado. Las variaciones entre tomas no son muy grandes, ofreciendo ambos terminales un rango dinámico muy similar. Entrando en detalles concretos, los colores del Aquaris X son más precisos, como se puede observar en los laterales, por ejemplo, en el color del cielo. Eso sí, introduce aberraciones cromáticas en la zona de las hojas de los árboles que pueden denotar una lente de peor calidad. El Aquaris X Pro gana en la gestión del ruido en las zonas menos iluminadas, pero pierde en detalle, donde el hecho de tener 4 megapíxeles menos juega un papel importante.

Contraluz acusado con HDR+

BQ Aquaris X

BQ Aquaris X Pro

Misma situación y mismos protagonistas, pero con HDR+ activado. Se trata de una variante del HDR, más agresiva y que resalta más las diferencias. Los resultados vuelven a ser similares en ciertos puntos. El color del cielo es más fiel a la realidad en el Aquaris X, donde también se vuelve a a apreciar más detalle. El Aquaris X Pro, por su parte, recoge más luz en la parte baja de los árboles. Sin embargo, introduce una visible pérdida de nitidez en los bordes de la imagen, particularmente en el derecho. Sobre el modo HDR+, decir que funciona correctamente y cumple su función, pero en ocasiones resulta tan agresivo que los halos que aparecen alrededor de los objetos empeoran el que podría ser un resultado excelente. En este caso, a favor del Aquaris X vuelve a estar el hecho de que la farola en el Aquaris X Pro aparece cortada por sobreexposición, mientras que no ocurre así en el Auquaris X Pro.

Bonus 1: Aquaris X Pro vs. iPhone 6s Plus

BQ Aquaris X Pro

iPhone 6s Plus

Dado que el Aquaris X Pro monta teóricamente el sensor del Samsung Galaxy S7 y y la tecnología Dual Pixel, y es superior en apertura y tamaño del píxel (f/1.8 y 1.4µm) a las cifras del iPhone 6s Plus (f/2.2 y 1.22µm), la comparación resulta adecuada, pues tenemos un gama media que quiere aspirar a ser el rey de la fotografía nocturna frente a un gama alta cercano a los dos años, y que fue referente en baja luz por su procesado.

Teniendo ambos el modo HDR desactivado, la conclusión es clara: el iPhone recoge mucho mejor las sombras, como se observa en la carretera y en los laterales, y las luces, donde el iPhone mantiene el tipo y el bq quema (parte superior derecha), además de los colores, mucho más fieles, por ejemplo en el cielo. Además, como luego veremos, el BQ introduce nitidez artificial, que hace muy evidente la separación entre los objetos (la farola) y el cielo, frente al iPhone que teniendo también un poco,

Baja luz

Llegamos al apartado donde los terminales grandes marcan más las diferencias frente a la clase media, donde más deberían destacar la apertura y el tamaño de los píxeles del BQ Aquaris X Pro.

BQ Aquaris X

BQ Aquaris X Pro

En esta primera escena, lo más reseñable del BQ Aquaris X Pro es que, además de obtener más luz, hecho previsible, es mucho mejor que el BQ Aquaris X a la hora de acertar con el balance de blancos. El segundo introduce tonos muy cálidos frente a otros más naturales del Aquaris X Pro. El Aquaris X tiene además un procesado que produce un patrón de líneas perceptibles al ampliar al 100% la imagen. La conclusión, aun así, es que saliendo del balance de blancos, corregible por software por parte de BQ o por el usuario mediante edición, la superioridad del Aquaris X Pro no es tanta como para un desembolso adicional exclusivamente por la cámara.

BQ Aquaris X

BQ Aquaris X Pro

Samsung Galaxy A5 2017

En esta comparativa el gran punto a señalar vuelve a ser el peor balance de blancos del Aquaris X, más cálido de lo deseable. El Aquaris X Pro consigue obtener una captura con menos ruido y mejor tratado de luces, pero ampliando se ve que el detalle en los escudos, por ejemplo, no es superior pese a ello, y al contrario de lo que debería pasar, hay un exceso de nitidez que hace que los bordes de los objetos estén realzados artificialmente, cosa que “mata” la naturalidad de la foto.

Tenemos en tercer lugar un invitado especial que debería dejar por los suelos a los dos terminales españoles, el Samsung Galaxy A5 2017, pero ocurre al contrario, pues como se observa, sobresatura la imagen , sobreexpone y por si no fuera poco, aplica un procesado muy agresivo que acaba con todo el detalle. Además, enfocar con él es muy difícil a veces, por encima de otros terminales de su gama. Si este era el rival a batir, BQ lo ha hecho con ambos terminales.

BQ Aquaris X

BQ Aquaris X Pro

De nuevo, el mismo problema para el BQ Aquaris X frente a su hermano mayor: la calidez del balance de blancos mancha la imagen. Sin embargo, el BQ Aquaris X Pro tampoco logra aportar mucho al hecho de presentar menos ruido, y eso es un problema cuando te autodenominas un terminal que redefine la fotografía nocturna.

Bonus 2: Aquaris X Pro vs. iPhone 6s Plus

BQ Aquaris X Pro

iPhone 6s Plus

Si antes comparamos una toma de un atardecer entre el BQ Aquaris X Pro y el iPhone 6s Plus, en esta ocasión ha tocado de noche en el mismo lugar que el resto, la Plaza de España. Aquí la comparativa no es demasiado justa, el iPhone 6s Plus tiene estabilizador y el BQ Aquaris X Pro no, pero este se beneficia de un sensor más grande y mayor apertura, como ya se ha mencionado. En el tamaño mostrado aquí en la web la diferencia no es tan grande como si vemos la foto en grande.

El iPhone logra resolver mucho más detalle (muchísimo más), aunque con peor balance de blancos, tanto en zonas oscuras como en claras, mientras que el Aquaris X Pro sobreexpone más, con un procesado que le reporta una cantidad de ruido menor. Además, al tomar la fotografía el proceso de enfoque y disparo en el terminal de Apple es más rápido, más fiable, y con menos probabilidad la foto sale desenfocada o movida. Hay que recordar que esto es un iPhone de 2015, es decir, cualquier terminal actual que compita en gama alta debería superarle por bastante margen.

Conclusiones

La cosa está clara. Si como usuario valoras mucho los 4 GB de RAM y los 64 GB de almacenamiento del BQ Aquaris X Pro frente a los 3GB/32/ del Aquaris X, adquiere el terminal más alto de BQ. Si esos detalles no te importan y sólo te preguntas si la mejoría en cámara vale 80€, la respuesta es no. La buena noticia para BQ es que ambos terminales ofrecen mejor rendimiento que un terminal en teoría superior como el Galaxy A5. La mala, sin embargo, es que las mejoras del Aquaris X Pro no le valen para ofrecer unos resultados en nitidez y reproducción de ruido que le hagan codearse con la gama alta, e incluso haya errores frente a su hermano pequeño.

El famoso mantra se sigue repitiendo: si lo que se quiere es calidad de gama alta en fotografía, es mejor adquirir terminales de hace 1 e incluso 2 años frente a apostar por terminales de gama media que aspiran a ser media alta. Es decir, a día de hoy un Galaxy S6 o un iPhone 6 Plus darán sin duda mejores resultados que estos terminales, si no por captación de luz, sí por procesado y calidad de las lentes. Es cierto que son terminales algo antiguos para otras cosas, pero siempre habrá que elegir, y la cámara nunca estará del lado de lo económico.

Vía Hipertextual

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here