Comunidad artística pondera legado y entrega de la crítica de arte Teresa del Conde

0
96

México.

Como una extraordinaria docente, personaje que aportó sus luces y enfoque al alcance de especialistas y neófitos, una mujer que tuvo interés por el arte más allá del México que le toco vivir y como una gran difusora del arte mexicano, fue recordada anoche a la crítica de arte Teresa del Conde Pontones (1935-2017).

En la Sala Emilio Gamboa del Museo de Arte Moderno (MAM), espacio que fue su casa por una década, el director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Renato González Mello; Louise Noelle, secretaria académica de la Academia de Artes; Graciela de la Torre, directora de Artes Visuales de la UNAM, y Lidia Camacho, directora del INBA, se refirieron con cariño a la investigadora, con quien compartieron varios eventos.

Lidia Camacho señaló que Teresa del Conde fue un espíritu inquisitivo dotado de una inteligencia brillante, una sensibilidad exaltada y la visión aguda para el arte, quien encontró que en su vida parecían hilvanarse todos los elementos y condiciones para el despliegue indefectible de su vocación.

Fue una excelente docente y entrañable maestra, con quien tuvo la fortuna de tomar clases cuando cursaba su maestría en Historia del Arte, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

“Teresa, autora y coautora de más de 40 libros, ex funcionaria del INBA, ante todo aportó con generosidad sus luces y su particular enfoque al alcance de especialistas y neófitos, para volar al conocimiento y apreciación estética.

“Reconocemos los frutos de su vida apasionada por el arte, las comunidades artísticas, académicas y las instituciones de cultura tenemos por delante el desafío de continuar este legado y de impulsar el desarrollo de las voces jóvenes que habrán de protagonizar las reflexiones y fundamentar los diálogos sobre los nuevos derroteros en el arte”, dijo.

Por su parte, Sylvia Navarrete, directora del MAM, recordó que si a alguien le tuvo cariño Del Conde fue a ese recinto, el cual dirigió por una década. “Le fue fiel, tuvo un cariño correspondido, incluidas las delegaciones sindicales que siempre se precipitaban a saludarla en sus frecuentes visitas, en compañía de sus nietos”, dijo al tiempo que agregó que la académica, “nunca faltó tampoco a las comidas del MAM el 20 de septiembre de cada año, junto Jorge Alberto Manrique y Cristina Gálvez”.

Por su parte, el director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Renato González Mello, recordó que la Máxima casa de estudio tenía previsto un homenaje a Del Conde, con la presencia del rector Enrique Graue, “pero desafortunadamente vino la ausencia de Tere y nunca estamos preparados para que falte alguien a quien apreciamos”.

Recordó que Del Conde se incorporó al Instituto de Investigaciones Estéticas en 1975, y destacó que sus intereses estuvieron siempre en el arte moderno y contemporáneo, además de que perteneció a la generación para la que esta división, moderno y contemporáneo, no fue un límite demasiado importante.

“El modernismo, cuando Del Conde inició su trayectoria en el arte mexicano, no era muy distinto de lo contemporáneo, la clase de Javier Moysen, de quien fue muy cercana, se llamaba Arte contemporáneo de México y comenzaba con Diego Rivera.

“No se conformó con negarse a aceptar el cambio de condiciones, lo que hizo fue dialogar con las ideas y tratar de incorporarse al debate, sin cambiar su propia identidad intelectual; esa fue una identidad plural, caleidoscopica y muy coherente”, dijo.

El académico agradeció a Del Conde, “su ánimo abierto, su tolerancia y un apoyo desinteresado. Estoy desolado, pues en tan solo unos meses, el Instituto de Investigaciones Estéticas perdió a dos figuras paradigmáticas que lo fueron para mí’.

“Tere escribió y público sus libros, y lo que es notorio en ellos, es la felicidad que le provocaban los temas de su investigación, de su curiosidad y de su reflexión”, agregó.

Louise Noelle, secretaria académica de la Academia de Artes, habló en su oportunidad sobre la importante labor realizada por la homenajeada en torno al arte y su comprensión.

“Resulta complejo realizar una cabal presentación del trabajo académico de una colega tan querida como Del Conde, cuando los sentimientos de tristeza por su ausencia se entrecruzan con nuestro razonamiento”, dijo.

Luego de asegurar que Teresa tenía un interés por el arte más allá del México que le toco vivir, detalló que siguió de manera brillante los pasos de sus maestros: Justino Fernández, Javier Moysen y Jorge Alberto Manrique.

“No debe sorprendernos que para su ingreso oficial en la Academia de Artes en agosto del 2008, su tema fuera “Vicisitudes de Caravaggio. Una perspectiva actual”. Con ello, dejaba sentado que su interés por el arte renacentista iba más allá de una simple afinidad o curiosidad, y que era capaz de aportar al conocimiento de ese periodo fundamental del arte.

“En el texto de su discurso se entretejen sus amplios conocimientos del Renacimiento italiano y su interés por los temas psicoanalíticos para ofrecer, tal como lo dice el título, una lectura actual de conflictivo y enigmático pintor”, indicó.

En su oportunidad, Graciela de la Torre compartió que aprendió a admirar y a querer a Tere, antes de conocerla.

“Era el año de 1981 y ella acababa de tomar la dirección de Artes del INBA, yo era la directora del Museo Nacional de San Carlos y con un embarazo de alto riesgo que me obligaría a guardar cama los nueve meses.

“En su calidad de nueva jefa, le marqué a Tere y con mucho miedo, le propuse dirigir San Carlos a larga distancia por todo un año y, ella, en un acto de solidaridad de género, me lo concedió sin titubear por un segundo. Así era Tere”, destacó.

De la Torre dejó claro que Del Conde fue una de las mejores jefas que ha tenido: incuestionable y respetable, no sólo por su jerarquía, sino por su inteligencia y su generosidad.

La última vez que vi a Tere, mencionó, fue hace un par de meses en mi casa, sus ojos ya poco le servían, pero nos reímos mucho recordando aventuras y travesuras, esa día le dije: vas a ver Tere, te vamos hacer un homenaje.

Luego de las exposiciones se proyectó un video donde algunos de los personajes antes mencionados destacaron la labor profesional de critica, fallecida el pasado 16 de febrero.

Vía El Arsenal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here