A más de seis meses del gobierno de Yunes, violencia imparable en Veracruz

0
92

La delincuencia ha encontrado un terreno fértil en el estado gobernado por Miguel Ángel Yunes Linares, a más de seis meses de que asumió el cargo. 

Con base en los registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), durante los primeros 6 meses del actual gobierno han crecido un 99 por ciento los homicidios dolosos; un 67 por ciento los secuestros y un 265 por ciento las extorsiones.

La crisis de inseguridad que vive la entidad ha alcanzado sus más altos niveles durante el presente mes, sin que aún existan registros oficiales sobre el número de muertes violentas y delitos del fuero común en las diferentes regiones del estado.

Tan solo este fin de semana, 10 municipios acumularon un 25 por ciento de los homicidios dolosos que ocurrieron en mayo de 2017, lo que arroja una grave realidad para los 8 millones de veracruzanos a los que se les prometió seguridad y justicia.

Los números son fríos y contundentes. Las cifras de crímenes ocurridos en el periodo duartista de diciembre 2015-mayo 2016 están muy por debajo de lo contabilizado en los primeros seis meses (diciembre 2016-mayo 2017) del gobierno yunista.

En cuanto a homicidios dolosos, un 80 por ciento perpetrados por armas de fuego, Veracruz tuvo un alza del 99 por ciento: entre diciembre de 2015 y mayo de 2016 se cometieron 448 asesinatos de esta índole, mientras que en los 6 meses de Yunes Linares el número pasó a 895.

En el rubro de secuestros, el SNSP contó 61 en el periodo muestra del gobierno de Javier Duarte de Ochoa; en un año, ya bajo el actual gobierno, la cifra de plagios se disparó un 67 por ciento con un total de 102.

La actividad que tuvo un aumento exponencial durante la primera cuarta parte del gobierno panista fue la extorsión: de las 69 que se registraron en el periodo diciembre 2015-mayo 2016, en la administración yunista se han denunciado 252 extorsiones. Esto representó un alza del 265 por ciento.

Frente a la creciente inseguridad y los hechos de violencia que ocurren de norte a sur de la entidad, Miguel Ángel Yunes ha tenido que pedir apoyo a las fuerzas federales en diferentes momentos a través de lo que él mismo llamó el Grupo de Coordinación Veracruz.

Corporaciones como la Gendarmería Nacional, la Policía Militar, así como grupos especiales de la Marina y del Ejército han intervenido para paliar la situación, pero poco han logrado.

Mientras tanto, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, enfrenta una serie de amenazas del crimen organizado y navega contra corriente en medio de una corporación infiltrada por la delincuencia.

Según el último reporte de la organización Causa en Común, un 28 por ciento del total de elementos activos reprobaron los exámenes de confianza. Una cifra similar se asoma cuando se consulta el número de mandos que no fueron acreditados, pero que se mantienen en operaciones en las delegaciones de la SSP.

Vía Aristegui Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here